Controversias en Cribado del cáncer de mama

En relación a un artículo publicado en Medscape por Zosia Chustecka, fechado el 26-02-09, se hace referencia a este tema, que nos parece interesante comentar.
Casi todos sabemos que la mamografía constituye una herramienta útil de diagnóstico precoz del cáncer de mama, básicamente en la mama, se considera el diagnóstico precoz a la posibilidad de detectar un cáncer cuando éste aún no puede ser palpado. El estudio permite detectar las lesiones de la mama en este momento de su desarrollo.
Sin embargo existen ciertas dudas en relación al balance de beneficios y riesgos de la técnica.
Es de entender que las pruebas de pesquisa deben cumplir ciertas características para que sean justificables, ya que someten a una población sana a análisis que implican con frecuencia la realización de procedimientos adicionales; generalmente deben abarcar grandes grupos de población en riesgo, deben llevar un control de calidad, deben contar con capacidad para notificar a las pacientes que se hacen la prueba, debe existir un registro centralizado de los resultados de las mismas que permitan evaluarlos y las conclusiones de esta evaluación deben ser publicadas periódicamente.
Con estas premisas el servicio de salud inglés (NHS), envía una carta invitando a las mujeres mayores de 50 años a hacerse una mamografía, titulada “Cribado del cáncer de mama, hechos”, fuertemente criticada por los expertos ingleses en cáncer, epidemiologos, médicos de familia y representantes de pacientes, que concluyen que “Ninguna de las cartas, se acerca a decir la verdad…manipulando a las pacientes para que acudan a la mamografía”
Continua la noticia estableciendo que el Dr. Peter Gotzche, del Centro Cochrane, de Copenhagen, comenta la carta diciendo que enfatiza en los beneficios, en forma poco exacta y suministra poca información en relación a los daños.
En este punto cabe preguntarse: ¿pero es que la mamografía puede producir daños?. El mismo Dr. Gotzche establece la siguiente información basada en la evidencia en relación a la mamografía:
Afirma que si 2000 mujeres son evaluadas con mamografia regularmente sólo una, se beneficiará del procedimiento, sin embargo para este momento diez mujeres sanas se convertirán en pacientes tratadas por cáncer de mama sin necesidad, a muchas se les realizará cirugía, radioterapia y quimioterapia y alrededor de 2000 mujeres sanas experimentarán falsas alarmas.
Tal vez el nudo de la cuestión se encuentre en establecer si esa paciente salvada, justifica todos los demás efectos asociados a éste diagnóstico.
El problema principal radica en una entidad conocida como carcinoma ductal in situ (DCIS), es una lesión de comportamiento incierto, donde aproximadamente la mitad de las personas diagnosticadas de esta entidad, desarrollarán cáncer real, y la otra mitad nunca desarrollará una patología maligna, la imposibilidad para discriminar estos dos grupos, hace que todas sean tratadas como si estuviesen en el grupo más severo, causando sobretratamiento de un grupo importante de pacientes.
Por lo que sugiere este autor, que la cuestión del beneficio de la prueba debe ser realizada por cada paciente en particular, para lo cual debe ser informada adecuadamente.
El NHS, establece que la relación pacientes tratadas/pacientes sobretratadas es de 1/1 y que “…es peligroso ahuyentar a las pacientes de los programas de pesquisa…
El Dr. Gotzche además establece que puede hacer un conflicto de intereses, ya que la carta es enviada por la misma institución que hace el cribado, y que la información sobre los posibles daños, puede hacer que algunas mujeres dejen de participar en el programa, la participación masiva es necesaria para que estos programas tengan éxito.
El Dr. Baum, uno de los expertos que firma la carta enviada al NHS, argumenta que no existe evidencia de beneficios de los programas de mamografía a largo plazo, ya que el número de cánceres invasivos detectados no baja, a pesar de que el número de casos de cáncer detectados por las mamografías de cribado, aumenta dramaticamente. Comenta “… era de esperar que los cánceres avanzados disminuyesen al aumentar la detección de cánceres en estado precoz, lo anterior sugiere que se está aumentando la detección de cánceres que no progresan…”(Lo cual pondría en duda la utilidad de su tratamiento).
Añade que la política de cribado universal debería ser revisada para enfocarla en las mujeres que tuviesen más riesgo, de acuerdo con factores demográficos o de antecedentes familiares. Igualmente tal vez la tendencia actual de tratamiento agresivo de algunas lesiones diagnosticadas, igualmente debería revisarse.
Como siempre se impone el sentido común, basado en información actual y precisa, la presente publicación sólo aspira llamar la atención sobre algunos aspectos del cribado del cáncer de mama, se trata de una información general, que pienso puede ser de utilidad para orientar en la toma de decisiones y no pretende sustituir el consejo médico.
En general cualquier duda en relación a la salud siempre es bueno ventilarla con un profesional disponible.

Información adicional en ginecologia: Haga click aqui


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s