¿Quien es ella? Relato. Capitulo I

(viene de Introducción)
Con la certeza de que debería ser suficiente, mantienen este vacio de necesidad, necesidad de estar seguros. Seguros ¿de qué?.
Los hechos hablan con la claridad de una imagen para quien los pueda interpretar, como mil palabras en tropel se agolpan contra la mente generando teorías e interpretaciones diversas, la evoluciòn ontologica les enseña que deben evitar el daño, como los lobos deben pensar primero en la manada antes que en ellos mismos.
Errores que dañan esta unidad ya han sucedido con demasiada frecuencia, y lo poco que se tenía de seguridad de subsistencia se puede perder irremediablemente, por eso es que son cautelosos ante la posibilidad de daño. Y esta posibilidad les obliga a ser cautos, y no actuar hasta que llegue el momento.
A veces el secreto para obtener lo que se quiere es saber esperar.
Pero ¿es la verdad? o es cobardia que les impide actuar. ¿Cuando es cordura? ¿Cuándo es cobardía?. Tiene que ver con posibilidad de obtener objetivos y depende también de la moderación de los principios esa brujula interior, que es bueno mantener ya que si la perdemos nos extraviamos fácilmente en el camino. Es esta la razón por la que no están dispuestos a correr.
A veces la dimensión del tiempo se interpone, y en el sentimiento que nos ocupa, una diferencia de 10 años, son 10 años de programa vital que se interponen entre nuestros dos protagonistas en esta dimensión espacial. Diferencias que les impiden, basados en principios, consumar su destino de almas gemelas.
Son buenas personas rodeadas de buenas personas de sus respectivas manadas, y se identifican creando un conflicto interior de principios y deseos. Por ahora en su nobleza sólo les queda esperar que esa diferencia se acorte, ahora que se han encontrado, en las entrañas del tiempo inefable y se diluya en esa dimensión intransitable. Hasta ¿Otra vida tal vez?.
Si la respuesta estuviese en otra vida se justificaría el morir lentamente día a día, haciendo lo mismo y lo que se espera de ellos, en esa monotonía asesina salpicada de chispas de silencios y miradas distantes, que hacen que pueda ser vivida, haciéndo lo correcto, agradecidos de su presencia distante y de esos momentos, instantes de eternos segundos y donde ese implacable verdugo que es el tiempo, desaparece y les permite justificar esa existencia, monotona y esta vez llena, agradecida. Pues el amor es el único recurso que aumenta a medida que se dá.
Es así como el vacio de necesidad se llena poco a poco, añadiéndole otra dimensión a lo que merece ser vivido. Sin embargo no calma a esos corazones irracionales, que deciden amarse a pesar de la contundencia de los argumentos en contra. Infierno en vida en este conflicto elegido por ellos, al decidir consumar un destino inefable.

“Me dueles más que nada,
¡Arráncame esta pasión de mi pecho,
con una sonora bofetada,
o vivamos esta pasión escondida
sin importarnos nada!

O sigamos como estamos
como si nada pasara.
En la simplicidad cobarde
de una comodidad vana.

¡Por que siempre podremos decir
que aqui no pasa nada!

Por otra parte-Dice él:

” ¿Quién soy yo, humilde, soberbio, mayor, ingenuo y tonto… para aspirar a nada, de una princesa noble, buena, joven, lista y realista ?.
¿Pudiera ser que todo esto lo tuviese metido en mi cerebro?, ¿Que no fuese real y son ideas de un romántico ingenuo y que nada de esto exista?
Es entonces cuando pasa algo y todo cambia, vida triste y sola hasta que algo sucede, a pesar de que nunca fuí una amenaza muchas veces quedé sólo ante mis fachas. Soberbio a veces, error mortal. ¿Adonde me lleva mi humildad?. Solo tu (Si quieres) con tus ojos me lo dirás, mientras yo en el silencio de una mirada, que dice que siempre te querrá, me contento con que estés viva, y que desde tu pedestal te dignes a mirar, que yo desde aqui debajo, querré amarte en términos de igualdad.
A veces bajas y todo es felicidad, pero te das cuenta de “tu error” y te vuelves a trepar, y en un ciclo de nunca acabar, me quitas nuevamente, la ilusión que me das.”

Y en este sube y baja emocional, mueren poco a poco cada día más. Una agonía que les podría acercar, pues al llegar al destino final, podrían renacer sin esa diferencia temporal y entonces si coincidiesen en el lugar, seguro que este amor`por siempre se consumará, `por que somos marionetas en un juego del azar, donde el que mueve los hilos se divierte sin cesar, mirando cómo nos las arreglamos ante la dificultad. Por que quien relata tiene la certeza de que nada ocurre sin justificación a pesar del azar.
Por lo que por ahora sólo se trata de un problema temporal, dimensión que les separa en todo lo demás, menos en una dimensión principal, intimamente, juntos están, siendo uno sólo, él en suelo y ella en su pedestal.

Continúa


2 thoughts on “¿Quien es ella? Relato. Capitulo I

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s