Crisis

Nuevamente esta palabra que parece perseguirme desde que tengo uso de conciencia, de todas las acepciones que acepta el  diccionario de la Real Academia de la Lengua Española,  me parece  mas acertada en el caso que nos  ocupa el de:

“Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.”

Resulta mas que evidente que el modelo social económico, capitalista, basado en  el petróleo, que es el que ha  adoptado por el  mundo occidental,  se encuentra agotado,  lo demuestran  las alteraciones que este modelo ha  ocasionado en el planeta a nivel ecológico,  social, cultural y económico.

Si bien en un tiempo éste modelo  fue fuente de riqueza, en  los últimos  años se ha empecinado en generar dinero, sin bienes o servicios que le soporten, creando un castillo de naipes económico que se ha derrumbado, y cuyas consecuencias estamos pagando los ciudadanos de a pié, de pico y pala, los trabajadores,  en una pérdida  o al menos puesta en peligro de algo que se creía intocable en el primer mundo, en Europa, el estado de bienestar.

Además la el sistema económico basado en el petróleo,  base de toda nuestra cultura occidental, es sucio, generador de desigualdades, económicas, sociales  y culturales,  con grandes riquezas a un lado de grandes miserias,  con bienestar y paz al lado de  guerras inmisericordes,  mientras estas diferencias estaban  bajo mínimos, se hacían más tolerables,  sin embargo la evolución del sistema, ha hecho que estas diferencias se acentúen;  en un fallo filosófico que tiene mas que ver con valores que con dinero.

Expertos, Economistas,  biólogos, sociólogos, filósofos, Epidemiologos, climatológos, científicos, han venido alertando desde hace años, las carencias del sistema y de la necesidad de imponer correctivos, que han tenido alguna resonancia política y  poca o nula influencia sobre los  que manejan los hilos de  la economía mundial.

Pareciera haberse impuesto la cultura del engaño y del aprovechamiento de la ingenuidad de los  demás, por encima de la cultura del trabajo bien hecho y de la honestidad, pareciera que ser honesto fuese estúpido y no aprovecharse de los demás y hacer trampa,  una soberana tontería cuando  todos lo hacen. Obviamente no existe sistema social ni económico que perdure con esta  filosofía y  la avaricia de los especuladores financieros y de los políticos corruptos, es lo que ha originado el  agotamiento del sistema capitalista,  que no es malo,  pero que lamentablemente le ha pasado lo mismo que  al sistema comunista,  chocó de frente con la naturaleza  humana sin control, una vez que  las trasnacionales se colocaron por encima de los gobiernos,  que no son  otros que  la representación de los trabajadores, que somos la mayoría.

Estos  120 consorcios que gobiernan el mundo y que se encuentran por encima de los gobiernos nacionales,  a la larga están siendo regidos por seres humanos con todas las debilidades y  virtudes,  son los emperadores de nuestro tiempo  y si las fuerzas sociales se siguen doblando ante sus designios, acabarán destruyendo lo que lustros de evolución social han logrado, eso es lo que está en juego si nos empeñamos en seguir  con un modelo económico que ya dio lo que tenía que dar,  y se encuentra en franca decadencia.

La solución ya está siendo encauzada, se impone un cambio de paradigma,  las crisis  son oportunidades de cambio,  es necesario generar  bienes y servicios, en forma de energías  limpias,  tecnológicamente accesibles y que generarán riquezas con  la plusvalía, de que  servirá de una manera limpia al sistema,   si la energía lograse generarse allí  donde va a ser utilizada,  una vez que nos logremos quitar el yugo de los consorcios petroleros de encima, a base de tecnología, entonces el estado de bienestar podría estar asegurado, y sería la entrada un mundo diferente más limpio  y posible.

La crisis que vivimos no es más que un síntoma de cambio, el reto de la humanidad y de nosotros los trabajadores de pico y pala es de prepararnos utilizando las herramientas que  tenemos  ahora más que nunca ,  en esta revolución de ideas que se  aproxima,   hacer el esfuerzo de generar  y crear nuevas opciones para un futuro mejor. La pregunta es: ¿Estaremos dispuestos a ello?. Tal vez no nos queden mas opciones.


One thought on “Crisis

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s