De “el cerebro de Einstein” (Jesús Zurita Peralta)

tomado de: http://clubecranio.blogspot.com/
Einstein murió el 18 de abril de 1955 a la 1:15 pm en el hospital de Princeton, siete años después del diagnóstico de cirrosis, no alcohólica, hipertensión portal y aneurisma de la aorta abdominal, cuyo estallido provoca en definitiva su muerte, siete horas después de ello se realizó la autopsia y se conservo su cerebro, seccionado en 240 rebanadas de 10 cm3 aprox. Conservados en recipiente con formol en el laboratorio del patólogo Thomas Harvey. En 1985 se reporta el resultado de los primeros estudios, el cerebro presentaba una conducción neuronal y actividad mental excepcional dado por el aumento de células de la glia, para el 2000 investigadores de la universidad de McMaster en Canadá publicaron en Lancet resultados del estudio efectuado a los fragmentos del cerebro de Einstein comparado con cerebros de 35 hombres y 56 mujeres muertos a la misma edad, 76 a, todos de inteligencia normal.
El resultado: lóbulos frontales mas grandes que el promedio, ligados al razonamiemto espacial y matemático, 15% mas grandes que el de los varones pero de peso total promedio, atrofia alrededor de las grandes “fisuras” en las regiones centrales de ambos hemisferios, propio a la edad, la rama ascendente posterior de la cisura de Silvio confluye en la cisura postcentral faltando el operculo parietal, parte anterior de la circunvolucion supramarginal que normalmente se desarrolla entre ambas en vida fetal, provocando esta anomalía en el cerebro de Einstein una variante en la conformación anatómica de los hemisferios, principalmente el izquierdo, con mayor desarrollo del lóbulo parietal inferior y mayor profundidad del surco cerebral. A menor profundidad de los surcos mayor transmision, a menor profundidad mayor inteligencia del sujeto, mayor integracion de ambos hemisferios, el número de células nerviosas fue igual al promedio.
Esta anomalia antómica cerebral en Einstein le condicionaron una notable condición que le favorecia para la percepción de estímulos audiovisuales, sensaciones visuales-espaciales, pensamiento matemático y percepción de movimiento, en nada sugiere un sustrato neuroanatómico para la inteligencia pero si sugiere que una peculiaridad para las funciones cognitivas especificas se puede asociar a estructuras cerebrales que median tales funciones.
Es un genio quien además de intuir y conocer muchas cosas, sabe sacarles partido y aportar avances al conocimiento, el genio es aquel capaz de mejorar el saber (A Einstein)
En su infancia Einstein sintio el rechazo de su padre, maestros y compañeros, a los 3 años aun no hablaba, a los 7 aun se expresaba mal y torpemente, además de mostrar distracción e incapacidad para resolver sencillas operaciones matemáticas, tocaba  el violín con destreza y solía concentrarse fácilmente (fenómenos de insights). Estos rasgos permitem hacer en retrospectiva el diagnóstico de síndrome de Asperger.

Es una reseña  de algunos aspectos de uno de los cientificos mas importantes y trascendentes de la era y una personalidad poco común e interesante.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s