Citomegalovirus y embarazo…

Hacer click en la imagen para ir al sitio original de la fotografía

La infección aguda por citomegalovirus durante el embarazo  puede ser causa  de discapacidades en el  producto de la gestación, la transmisión  al feto es más probable cuando la  madre sufre la infección por primera vez durante su embarazo, o si es reinfectada por una cepa diferente del virus durante el embarazo, las madres que ya han sufrido la infección ocasionalmente pueden transmitirla a su descendencia.

La infección congénita por citomegalovirus es una causa relativamente frecuente de defectos congénitos, inclusive afecta fetos con más frecuencia que otras condiciones mejor conocidas, tales  como el síndrome de down, síndrome de  afectación fetal por alcohol o la espina bífida.

Los niños con infección congénita por citomelagovirus, pueden sufrir sordera, pérdida de la visiòn, discapacidades intelectuales, cabeza relativamente pequeña y parálisis cerebral.

No existe una vacuna para prevenir la infección por citomegalovirus, sin embargo dada que su transmisión no es tan fácil, algunas medidas preventivas  sencillas pueden disminuir el riesgo de que una embarazada  sufra la enfermedad.

El virus se transmite directamente por el contacto con fluidos corporales. Para las mujeres embarazadas el factor de riesgo principal  para la infección, es el contacto con niños pequeños, especialmente sus propios niños pequeños.

Se trata de  una infección muy prevalente, se ha establecido que aproximadamente el 20 % de los niños pequeños secretar el virus, por su saliva u orina, aún sin tener síntomas de la infección, la transmisión  a una persona susceptible suele ocurrir cuando estas secresiones entran en contacto con sus ojos, nariz o boca.

Para disminuir el riesgo de infección las embarazadas deben lavarse las manos frecuentemente, especialmente luego de cambiar pañales. secar mocos, o luego de realizar cualquier actividad que implique contacto con saliva u orina de niños pequeños. Durante el embarazo, las mujeres deberían evitar compartir comidas, bebidas o utensilios con niños pequeños.

Es importante establecer que  el citomegalovirus no se disemina fácilmente,  por lo que un contacto normal  cercano con niños pequeños  no debe preocupar a una embarazada, siempre  y cuando se cumplan  las medidas recomendadas que tienen por motivo  evitar el contacto  de la orina, saliva o moco del niño,  con los ojos , nariz  o boca de  la embarazada.

Realizar pruebas de rutina  para  diagnosticar la infección  por el virus no  es una estrategia recomendada por los expertos, sin embargo la prueba podría plantearse  las embarazadas que presenten una exposición aumentada a niños pequeños por motivos laborales o  por motivos  familiares. En realidad es poco lo que se puede hacer en  pacientes infectadas por el virus y que tengan las  pruebas rutinarias de evaluación fetal normales.

Las pruebas de diagnóstico en suero pueden ser de utilidad si una embarazada presenta síntomas de una infección viral aguda o  cuando  se detectan alteraciones fetales en algún ultrasonido.

La mayoría de las mujeres nunca han oído hablar de esta infección por lo que  es importante  proveer estos sencillos consejos  preventivos.

Tomado de Medscape:

CDC Expert Commentary: Help Your Pregnant Patients Avoid CMV Infection

Michael Cannon, PhD, MS

Posted: 10/25/2010

Información adicional en ginecología, haga click aquí


One thought on “Citomegalovirus y embarazo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s