¿Hasta dónde aguanta un pueblo?

Hacer click en la imagen para ir al sitio de la fotografía original

Las noticias que me llegan en relación a las inundaciones que se suceden en Venezuela, son preocupantes, no basta con la tragedia que viven miles de personas  al perder sus hogares,  y a sus familiares.
Además tienen que lidiar con la incompetencia de un gobierno soberbio, y ciego, que como si fuese un elefante  en una cristalería,  termina destrozando  aún más lo encuentra  a su paso.

Lamento escribir  esto,  pero  es que es indignante,  el grado de  incompetencia que puede soportar un pueblo, no tiene el más mínimo sentido de la lógica, lo que está sucediendo hoy en  Venezuela.

Aveces me pregunto,  con angustia, si no se pudo hacer algo para evitar esto, lamentablemente las luchas vividas y los golpes recibidos, me enseñaron un principio básico de ética, el principio de autonomía,  que establece “que no se puede ayudar a quien no quiere ser ayudado”.

En fin ¿que tan soberbio puede ser un pueblo para  seguir en un error,  a pesar de darse cuenta que  lo ha cometido?.

¿Hasta dónde llega la soberbia?, ¿hasta morir por ella? ¿es que tiene razón Herrera Luque cuando afirma que la mala genética de los conquistadores, es la responsable de un comportamiento sociopático generalizado en  nuestra sociedad?.

Creo que sea cual sea la causa, no podemos hacer como los adolescentes que culpan a sus padres, llega el momento  de hacerte adulto y con las  herramientas que tengas, abrirte paso por la vida, sobre todo dejando de lamentarte.

Lamentarse sirve  para hacer el diagnóstico,  luego viene la acción, y los correctivos, que todos, lo queramos aceptar o no, sabemos dónde están, la siguiente fase es la de la acción, ello requiere de una masa crítica de personas suficiente. ¿Cuánto tarda en desarrollarse?. ¿Quien lo sabe?. Preguntas cruciales antes de comenzar a actuar.

La respuesta gubernamental  en esta crisis, no es diferente al sistema aplicado en  otras crisis, la magnitud de ésta pone en evidencia su incapacidad (Tanto del gobierno como del mal  llamado “pueblo” por mantenerlo allí, sea cual sea la justificación que se quiera emplear).

En fin no hay derecho,  lo peor es que cuando parece que el nivel de incompetencia no  puede ser rebasado, aparecen situaciones  como ésta, que te hacen pensar: ¿y hasta dónde aguanta un pueblo?…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s