Suplementación de vitamina D en el embarazo…

Un artículo reciente de Medscape ,  establece la importancia de la vitamina D, como  agente modulador de múltiples funciones, esqueléticas, neurológicas, musculares, endocrinológicas y cardiovasculares.  Relaciones ya largamente estudiadas y fundamentadas en la literatura médica disponible, lo  no  innovador del artículo,   es que establece que existe una alta prevalencia  en la población norteamericana  de bajos niveles de esta vitamina, y  se han logrado establecer  relaciones  de estos niveles bajos con  enfermedad fetal y neonatal, inclusive con un aumento del índice de cesáreas en relación a una miopatía relacionada, además se ha  asociado  la esquizofrenia, cardiopatías y diabetes tipo I,    a deficiencias perinatales de ésta vitamina.

Desde que estudiaba medicina en mis clases de pediatría nos explicaban la necesidad de suplementar vitamina  A y D a  los lactantes, dado el general deficiente  contenido  de estas vitaminas en la  leche materna, con morbilidad asociada en los lactantes  por su deficiencia.

La vitamina D se encuentra en los siguientes alimentos:

  • Productos lácteos
    • el queso
    • la mantequilla
    • la crema de leche
    • la leche enriquecida
  • Pescado
  • Ostras
  • Cereales enriquecidos
  • Margarinas

Parece ser que  los nuevos trabajos  establecen la necesidad de suministrar esta vitamina a las  embarazadas,  a continuación una traducción parcial del artículo que puede ser leído en inglés en  el link señalado al principio.

Recomendaciones actuales  de suministro de vitamina D y niveles a tener en cuenta de  25 (OH)  D

En 1997  el Instituto de nutrición y alimentación Médica, de EEUU recomendó que la ingesta diaria recomendada de vitamina D ,  para embarazadas y mujeres lactantes fuese de  200 UI (5 mcg). No obstante la mayoría de los  médicos indica  400 UI (10 mcg)  debido a que es la presentación que contienen la mayoría de los polivitamínicos. Esta última dosis eleva los niveles séricos de  25 (OH) D  en 2.8 a 2,4  ng/ml, aún así con frecuencia  es  poco efectiva  en resolver la deficiencia cuando está presente.

Medir los niveles de  25 (OH) D,   identificará las pacienes portadoras de deficiencias de vitamina D  durante el embarazo, se considera que niveles menores  de 10 ng/ml (<25 nmoL/L) indican déficit severo  que puede resultar en  raquitismo con  evidentes efectos  deletéreos en la  salud general. Concentraciones entre  10 y 20 ng/ml (25-50 nmoL/L) sugieren ingesta inadecuada y son comunes en regiones del norte que tienen baja exposición solar. Mayores concentraciones , de mas de 32 ng/ml (<80 nmoL/L)  se consideran adecuadas para  una buena salud general. Concentraciones mayores de  200 ng/ml (>500 nmoL/L) son consideradas potencialmente tóxicas,  pueden llevar a síntomas inespecíficos como nausea y vómitos, pérdida del apetito, estreñimiento, debilidad y pérdida de peso o a condiciones mas serias como hipercalcemia o hiperfosfatemia.

El estudio nacional de  salud y nutrición llevado a cabo en EEUU, estableció que  4% de las mujeres de raza blanca y 42 % de las mujeres de de color, en la edad  de procrear,  tienen niveles  séricos de  25 (OH) D  menores de 10 ng/ml. Estos  datos fueron corroborados por un estudio mas reciente del 2007. La investigación reciente  sugiere se pueden requerir mas de  1000 UI por día (25 mcg/día) durante el embarazo y lactancia para alcanzar niveles séricos  adecuados de 25 (OH) D. Los limites impuestos por las agencias americanas  a las dosis máximas de ingesta de vitamina D por día para prevenir la hipervitaminosis,  limitan la suplementación, al poner como tope de ingesta  2000 UI día.   Estudios recientes  han concluido que el tope de  10.000 unidades día es mas apropiado, elevando el nivel de seguridad. Un estudio clínico piloto, revelo  que la suplementación materna de  6400  UI, al dìa  por  6  meses garantiza que la madre y el feto, tengan niveles adecuados de  25 (OH) D, sin afectar los niveles de calcio séricos ni urinarios.

Si las investigaciones  actuales, confirman estos resultados,  puede ayudar cambiar  la politica de suplementaciòn de vitamina D durante el embarazo y la lactancia, El nuevo reporte de  ingesta de vitamina D se espera para finales del 2010,  por ahora sólo  sociedad de pediatría canadiense  ha hecho recomendaciones   de sumplementación de  2000 UI de vitamina   diarias para las embarazadas.

La alta incidencia de  deficiencia de vitamina D en las madres se refleja en los recién nacidos,  con cifras similares a las apreciadas en las madres.  La suplementaciòn de vitamina D debería comenzar al nacer   con un mínimo de  400 IU (10 mcg)  al dia, según recomendaciones de la academia  americana de pediatría.

Información adicional en ginecología haga click aquí


One thought on “Suplementación de vitamina D en el embarazo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s