Una mañana: (Jesús Zurita Peralta)

Una mañana desprevenida
Se estremeció de impactos
Los símbolos de la vida occidental
Ardían en el odio del Islam
-ó en su propio odio-
Las imágenes mostraron el horror
Del mundo desigual
Que despertó a lo vulnerable
Con gemelas desplomadas
Una mañana de sombras
Las sociedades se apartaron
Dos mundos se rozaron
Un día para héroes y villanos
El sabor del sacrificio
El arrojo y el desprecio
Y los gritos de aquellos
Aferrados a la vida
Del adiós de quien la perdía
Un día de Cristo y de Alá
Un día de venganzas y justicias
Una mañana de caos
De preguntas, de sorpresas
De ruidos de sirenas
De llanto ó celebración
De odio y perdón
De polvo y retaliación
De asombros, de promesas
De ley del talión
Una mañana desprevenida
Despertó adolorida
Puérpera ó recién parida
Una mañana que es hija
De los hombres y sus heridas
Una mañana llena de intrigas.

Caracas 11 de septiembre de 2011
A 10 años del ataque a las torres gemelas del Word Trade Center.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s