Vuelve Évole con fuerza

El articulo de El periódico de hoy que hace referencia al último programa del periodista todo a tono con la tendencia organizativa social actual de los microsistemas,  donde es la sociedad la que debe organizarse en valores de colaboración,  justicia, rechazo a la impunidad y cambios de paradigmas donde el bienestar pase a ser el principal valor de cambio.

Ya está sucediendo y las palabras de Reverte a quien según la reseña el periodista entrevista al final, que cito textualmente a continuación,  pueden parecer pesimistas.. pero son un diagnóstico de una enfermedad cuya solución está dentro de cada uno de nosotros y es hacer lo que haya que hacer para que se haga lo correcto.

Cita textual:
“Pérez-Reverte denuncia que era previsible la situación de crisis actual y que “España es un país maldito históricamente”. Pérez-Reverte busca en la historia (su imaginario como escritor) las causas de lo que es España en la actualidad, un clero y una aristocracia “estranguladora”, una “casta intocable” que se defiende a sí misma. Unas élites, económicas y políticas, que gobiernan desde hace mucho tiempo. “Siempre han sido los mismos“, advierte el autor de ‘El capitán Alatriste‘. “No siempre hay soluciones, hay mecanismos, aventuras por correr, ¿pero soluciones?”, reitera el pesimista Pérez-Reverte. Habrá una nueva generación, que será mejor “ante la certeza de que el desastre estará siempre presente”.

A lo que  yo añadiría: Si lo permitimos. Cada vez  es más dificil que el poder  se sirva a si mismo y no tiene  que ver sólo con el uso de las redes sociales, se debe a que en general  la gente  está mejor informada, hay una renovación de la democracia donde la pluralidad pasa a ser la regla,   los movimientos poblacionales, homogenizan los conceptos y valores y  es más difícil para los que  quieren aprovecharse que lo hagan con impunidad,  el reto del sistema democrático  es  que las instituciones resistan las fuerzas coorporativas y económicas y  hagan lo justo que además es el camino  puesto que son tantos los intereses y tan opuestos  que se hace  necesaria una mediación social que imparta un mínimo de justicia.

Lo demás es caos y sucede si bajamos la guardia,  y las sociedades cuando no obtienen justicia  en las instituciones  la ejecutan con sus propias manos.  Ése tema  es más preocupante y debemos llegar a ello.

La presencia de actores como Jordi Évole y muchos otros anónimos en la sociedad, es lo que nos  hace  creer en la posibilidad de un futuro mejor.

Pero tenemos que cambiar internamente,  y tal vez, oir más  a nuestras conciencias.

image

Enhanced by Zemanta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s