Tiempos de cambio…

Estoy de baja con un lumbago de caballo, llevo años lidiando  con él  pero  al parecer el disco vertebral de L5-S!, petó y comprimió la raíz izquierda,  ya me habían sacado el núcleo pulposo de ése disco en  1992, cuando ocluyó el  50 % del canal  medular.

The Disc Low Back Leg Pain
The Disc Low Back Leg Pain (Photo credit: planetc1)

Estoy con manejo médico y reposo y gracias a dios y a las buenas manos de  mis colegas,  estoy mejorando,  al  menos puedo sentarme,  y caminar por casa,  me dicen que es una baja  larga,   pero  quiero incorporarme a trabajar cuanto antes,  pero por esta vez haré  caso.

La baja con el dolor amenazante,  m ha dejado mucho tiempo para pensar y actuar, me ha permitido centrarme en lo que importa y en lo que no,  valorar  la amistad,  saber con quien contar,   personas  lejanas en el día  a día se me hacen cercanas,  y sobre todo he recibido una lección de humildad,  estar nuevamente detrás de la bata de paciente  es toda  una experiencia desde el punto de vista  de un profesional de la medicina.

Así  mismo reconoces la importancia del ejercito de personas que  laboran  para   garantizar un servicio de calidad,  la señora que limpia, el box para que pueda ser ocupado rápidamente por otro enfermo con una dolencia que espera,  la  enfermera diligente que  con palabras  suaves y estrictas te tranquiliza y  te orienta,  el colega de mirada cálida que se acerca a la camilla,  con manos expertas te examina, y obtiene información de lo que te aqueja,  responde  con paciencia tus preguntas de  persona informada, luego se pone en marcha el  engranaje terapéutico,   analíticas preoperatorias,  desplazamiento a quirófano, realización de un procedimiento por manos  hábiles, consentimientos explicaciones,  recuperación  y de vuelta  a casa a esperar evolución.

Llamadas para programar nuevos procedimientos,   y preguntas sobre tu estado,  controles,  medicamentos. Mejoría.

Y mientras el proceso intelectual no para,   piensa transforma, te das cuenta que la crisis, es interna no es externa,  que nuestros miedos son los que nos detienen, no  los peligros externos, que  contamos con la fortaleza y la capacidad organizativa para enfrentarla, y salir  airosos, eso sí con esfuerzo.

Implica cambiar los paradigmas,  escuchar nuestra brújula interior, enfrentar la mediocridad,  pero sin   exponer nuestra integridad  oir a nuestra brújula interior y hacer lo correcto,  Con esfuerzo constancia  y dedicación,  remar, siempre remar,  así sea uno solo el que reme ya se sumarán los demás con la convicción de que hacemos lo que nos  dicta la conciencia,  poco a poco iremos creando microsistemas  de orden, estables  autosuficientes y en armonía con el medio ambiente, que lo necesita.  Hacer que el bienestar comience a correr como moneda de cambio,  colaborando y no compitiendo,  haciéndo y no quejándonos,  obrando en justicia, como recomendaba Kant.

Los  macropoderes y las  corporaciones   van en retroceso por motivos   sociales, migraciones,  culturales,  educativos,  cada vez se les hace más difícil obligar y salirse con las  suyas impunenmente, es por ello que  es tan importante no permitir la  impunidad.  Es el tiempo de los micropoderes,   de la sociedad organizada  que ha de ganar   pluralmente espacios,  y garantizar  de ésta manera que los honestos controlen  a  los mediocres, que son más  pero no son tan persistentes.  Y cada vez  serán menos.

Es ley natural 

Enhanced by Zemanta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s